lunes, febrero 06, 2006

Pequeños consejos de fotografía

Hace unos días hablando con un amigo, surgieron algunas cosas que he ido aprendiendo sobre sacar fotos. Es habitual que a las personas que sacan fotos de viajes, familiares o de amigos, les ocurra que sientan una cierta monotonía con lo que sacan. Las fotos les permiten recordar los momentos vividos, pero a la hora de ponerlas en un marco son pocas las seleccionadas.

Existen algunos trucos o reglas muy simples para componer una foto, que ayudan mucho a que los resultados sean más agradables o vistosos.

El elemento más importante de una foto es la luz. Una foto es luz capturada, no? Si la luz no es buena o no se aprovecha, el resultado no puede ser el mejor.

Algo que oí bastante, es que las fotos hay que sacarlas con luz de frente, para aprovecharla al máximo. Esto no es del todo (o nada) correcto. La posición desde la que viene la luz es muy importante, por la capacidad de mostrar el volumen. Un retrato sacado con luz de frente, por ejemplo, resulta en fotos chatas y monótonas. Usar la luz en forma oblicua o lateral, realza los rasgos. Puede llegar a ocurrir que, en situaciones de mucho sol, convenga hasta el contraluz.

Esto también se relaciona con el uso del flash incorporado en las cámaras modernas. Hoy en día la mayor parte de las cámaras, en especial las digitales, deciden en muchos casos por su cuenta cuándo usar flash. Y lo usan en exceso, no sé si será para que uno gaste más batería! Las fotos con flash son casi siempre chatas, y en los primeros planos producen reflejos demasiado fuertes; ejemplo de esto son los pómulos o nariz que salen blanco puro. En muchos casos, las cámaras digitales pueden sacar la misma foto sin flash, con resultados muy superiores.

También hay que tener en cuenta que el flash no puede iluminar más allá de los 2-3 metros. Un ejemplo de esto es una foto de un cumpleaños de noche, tratando de sacar una pieza entera o un gran salón. Si no hay luz suficiente y se activa el flash, probablemente salga alguna cosa en primer plano y el resto se pierde en la oscuridad. Esto se debe a que, cuando la cámara estima la exposición, supone que el flash será la única fuente de luz y por lo tanto saca en exposición corta. Algunas cámaras permiten usar un flash intermedio, llamado de distintas formas según la marca, que usa la luz ambiental y rellena un poco con el flash. Por supuesto, si no hay luz, no la hay y puede que lo único que quede es el flash.

Otro punto importante es el color de la luz. Nuestro cerebro compensa y se adapta continuamente a la luz, y por eso no vemos las diferencias de intensidad y color que tienen diferentes iluminaciones. Un día soleado, uno nublado, luz de neón o lámparas incandescentes no tienen la misma luz. Las cámaras digitales generalmente permiten seleccionar el balance de blancos (white balance) de acuerdo a estos tipos de luz. Esto es muy importante para que luego los colores se correspondan con lo visto. Pero más allá de esto, tanto en el caso de cámaras de película o digitales, el color, dirección e intensidad de la luz son muy importantes.

Al sacar fotos de viajes o familiares, uno no suele poder elegir demasiado, dado que no estará todo el día esperando que la luz sea la mejor. Pero aún así, uno puede decir: "Qué linda luz del sol de tarde! Por qué no se ponen todos y les saco una foto?".

Ahora, sobre el encuadre, más allá de tratar de que todo quede dentro del visor de la cámara, existe una regla bastante famosa llamada la regla de los tercios. Esta regla es más o menos así. Primero hay que dividir el recuadro de la foto cortando en partes iguales con dos líneas verticales y dos horizontales:



Hay que intentar que las figuras o puntos que resaltan de la imagen, se encuentren en las intersecciones de las líneas, o cuanto menos sobre las líneas.

Para el horizonte ocurre lo mismo. El horizonte debe caer sobre las líneas horizontales, si la foto se toma horizontal, o sobre las verticales en caso de tomar la foto verticalmente.



Esto, por supuesto, no necesita ser estricto, ni todas las fotos deben tomarse usando la regla de los tercios.

No es necesario tomar todo esto al pie de la letra. Escribo esto, porque me parece que su utilidad puede ser hacer pensar un poco más al sacar fotos, cualquier foto. Y probar algunos encuadres o posiciones distintas en el momento, antes de pulsar el disparador y dejar congelado el momento para siempre.

(Acá hay un poco más de información sobre estás cosas)

4 comentarios:

guille dijo...

Luciano muy bueno este intento de hacer un pequeño compendio de consejos fotograficos. De todos modos no estoy seguro que todos esos consejos sobre la luz y sobre el flash sean asi de verdad (tampoco estoy seguro que no lo sean) Vos estas seguro?
Guille

Luc dijo...

Recién lo releí. Sí, todas las cosas que pongo, las probé por mí cuenta. Algunas de las notas, como por ejemplo el color de la luz y la dirección de la iluminación con respecto al relieve los he visto en varios sitios.
Cuando me refiero al flash, lo hago a los flashes incorporados en las cámaras point & shoot, no a flashes profesionales de más potencia. Pero los efectos como "que se pierden en las sombras" o "pómulos brillantes" los he visto muchas veces... el flash no me gusta, aunque por supuesto para las fotos familiares no hay por qué ser tan perfeccionista.
Así que a seguro se lo llevaron preso, pero todo esto lo he probado con fotos propias o lo he visto en fotos de amigos.
Sobre la regla de los tercios... no la suelo usar. Tanto es así, que me costó encontrar esas dos fotos para usar como ejemplo!

Luc.-

Ele dijo...

Pero Luc! te me has vuelto todo un experto en la fotografia! felicitaciones...
Ud. ya es un teacher en todas las areas, jajaj! (eso nomas es por lo bien que explicas)

Luc dijo...

Uy! Me voy a poner colorado :")